6 buenos propósitos de Año Nuevo si tienes perro

6 buenos propósitos para Año Nuevo 2022 si tienes perro

Salir y jugar más, buena alimentación, cuidado de la salud y descanso, objetivos para el próximo año

A punto de acabar un año y comenzar otro, todos tenemos un mismo pensamiento: a ver si el año nuevo nos trae muchas cosas buenas. Y teniendo en cuenta cómo ha sido y cómo va a terminar 2021, sólo se nos ocurre que 2022 va a ser sin duda mucho mejor.

Sea como sea, si tienes un perro en casa ya tienes mucho ganado: empiezas el año con el mejor y más fiel compañero de vida, que nunca te va a juzgar y para el que serás el ser más importante del mundo. En tu lista de buenos propósitos perrunos de Año Nuevo puedes incluir:

 

1.Salir más de paseo con tu mascota: háras ejercicio y despejarás tu mente

 

Si, ya lo sabemos. Por fuerza sales al menos tres veces al día con tu peludo para que estire las patas y haga sus necesidades.

Pero a veces, las preocupaciones, el trabajo pendiente y la pereza hacen que esas salidas sean un poco justitas de tiempo. Te animamos a que con el año nuevo esos paseos sean más largos para que tu perro y tú podáis socializar y conocer a otros perros y personas de la zona. Si puedes llevarlo a correr un ratito, mucho mejor. A la vuelta os sentiréis mejor. Él más feliz por el buen rato pasado y tú con las ideas más claras para poder seguir con tus obligaciones.

 

2.Salir más al campo o a la playa o hacer senderismo con tu perro

 

Quizás eres un “urbanita” o no tienes costumbre de salir al campo a caminar, ni sueles ir a la playa fuera de la temporada de verano. Pero te aseguramos que a tu perro le encanta la naturaleza, explorar y descubrir, sobre todo si es contigo que eres el centro de su universo.

Largos paseos por el campo en el que si tú haces 5 km él hace 15 (yendo y viniendo constantemente) o baños y carreras en la playa cuando está permitido o en playas para perros son de los mejores regalos que puedes hacer a tu mascota de vez en cuando.

 

3.Procurarle un buen descanso

 

A tu perro le encanta dormir contigo y subirse a tu sofá. Si a ti también te gusta y no te importa, no pasa nada. En este post -remitir al post “dormir con tu perro es bueno o malo”- te explicamos los pros y contras de dormir con tu perro.

Pero si además puedes ofrecerle un espacio propio de descanso en el que pueda refugiarse cuando tú no estás o cuando quiere estar más tranquilo, mejor que mejor. Hacerte con un buen colchón, cómodo y agradable para él y práctico para ti es una buena idea. El colchón Baluka Dream te ofrece unas cualidades terapéuticas excepcionales para sus huesos por su interior de viscoelástica, e higiénicas por su funda anti manchas, antiácaros y anti pelos.

  

4.No pasarte con las chuches

 

Las chuches y la comida basura están bien de vez en cuando, pero no como una costumbre. Igual que tú has decidido comer más sano y no abusar del azúcar y las grasas, a tu perro no le va bien que le vayas dando siempre que te pide. Si fuera por él se comería todas las sobras de tu comida y se hartaría de chuches perrunas. Pero si sabes dosificar esos premios, le harás bien a su salud y él los cogerá con más ganas y sabrá como agradecértelo.

 

5.Complementar su alimentación

 

Los humanos cada vez tenemos más claro que una alimentación sana y variada a veces no es suficiente y recurrimos a complementos alimenticios o vitamínicos para mantener una buena salud.

Aunque le des a tu perro un pienso de calidad adecuado a su edad, peso y condición, no está de más que te plantees darle un buen suplemento con las vitaminas, aminoácidos y minerales que le ayuden a mantener un buen estado de salud general.

BalukaVIT está formulado con las vitaminas y aminoácidos esenciales para aportarle energía, prevenir o minimizar problemas articulares y mantener la piel y el pelo bonitos y saludables.

Además, contiene cúrcuma, con potentes propiedades antiinflamatorias y antioxidantes y gran aliada del sistema inmunológico (defensas).

 

6.Vivir el día a día y ser feliz

 

Este es seguramente el propósito más difícil de cumplir para nosotros los humanos. A veces es la vida la que nos complica las cosas: el trabajo, problemas familiares, desgracias personales… Pero otras veces somos nosotros mismos los que no acabamos de estar contentos con nada, o nos preocupamos de lo que podrá pasar antes de que llegue, o somos incapaces de disfrutar el momento pensando en lo próximo que deseamos.

En esos casos, lo mejor que podemos hacer es imitar a los perros. Ellos sí que saben disfrutar del momento: cuando juegan y corren con su amo, cuando se encuentran con otro perrete amigo, cuando reciben premios y caricias, cuando duermen plácidamente sin preocuparse de si tienen que madrugar o no, cuando menean la cola felices porque llegas a casa aunque haga sólo 10 minutos que te fuiste.

Hay una leyenda que dice que los perros viven menos que los humanos porque no necesitan tanto tiempo como nosotros para aprender a vivir una buena vida y amar de forma incondicional.

 

Feliz Año Nuevo. Disfrútalo con tu perro.