que cuidados necesitan los gatos mayores

Gatos mayores: ¿qué cuidados necesitan?

Los gatos son unas mascotas muy independientes y cuyo cuidado diario suele ser muy sencillo. Sin embargo, el hecho de que sean tan autosuficientes no debe confundirnos, en especial cuando se acercan a la última etapa de sus vidas. Los gatos mayores necesitan de unas atenciones específicas que vamos a repasar en este post.

¿A partir de qué edad se considera a un gato anciano?

Los gatos domésticos tienen una longevidad promedio de unos 16 años. Se considera a un gato anciano cuando su edad supera los 14 años . Aun así, antes de cumplir esa edad, muchos gatos ya van manifestando signos típicos de la vejez, como:

  • Dolores articulares producidos por la artrosis degenerativa, una enfermedad que provoca el desgaste de los cartílagos que amortiguan la unión de la articulación con el hueso.
  • Hipertiroidismo (exceso de actividad de la glándula tiroidea), que provoca alteraciones en las costumbres del gato, aumento de su tensión arterial, pérdida de apetito, cambios bruscos de peso, y hasta vómitos y diarrea.
  • Enfermedades bucales como infecciones en encías o fracturas dentales (fruto de una acumulación de sarro durante toda la vida del gato), que causan un dolor que les dificulta la ingesta de alimentos. Por lo tanto, es lógico que pierda el apetito y que deje de comer.
  • Enfermedades renales crónicas , fruto de una dieta deficiente a lo largo de su vida.
  • Pérdida de oído y visión , provocada de forma natural por el envejecimiento.
  • Alzheimer , una enfermedad neurodegenerativa normal en gatos viejos, que provoca disfunciones cognitivas graves. Se manifiesta en cambios aleatorios de su carácter, como aumento de la irritabilidad, agresividad, alejamiento del dueño o cambios en los patrones de sueño.

También es normal que los gatos viejos, por muy ancianos que sean, no muestren signos evidentes de su envejecimiento. El motivo hay que buscarlo en su impronta: los felinos son cazadores y depredadores por naturaleza, y no pueden mostrarse vulnerables porque su propio instinto de supervivencia les impulsa a no hacerlo.

Cuidados esenciales de los gatos mayores

1. Entorno cómodo y favorable

Los gatos mayores suelen presentar problemas de movilidad: aunque no se quejen visiblemente, eso no significa que no les duelan las articulaciones o que no estén cansados. Por lo tanto, lo mejor que puedes hacer por tu gato anciano es darle todas las comodidades que puedas , suprimiendo "barreras arquitectónicas" innecesarias.

Evita que tenga que subir escaleras y coloca sus cosas (comedero, bebedero, cama y arenero) lo más a mano posible, de forma que no tenga que realizar un gran trabajo para moverse por la casa.

Adicionalmente, su arenero debería tener bordes bajos para ayudarle a reducir el esfuerzo y su colchón debería ser lo más ergonómico y cómodo posible . El colchón de viscoelástica balukaDREAM que desarrollamos en Baluka está pensado para favorecer el descanso de tu mascota.

2. Alimentación completa y de calidad

Aunque parezca que pueden comer de todo, hay determinados alimentos que no son recomendables para los gatos en ningún momento de su vida como, por ejemplo, frutas, verduras, chocolate, té, café, sal, azúcar o leche. Estas restricciones se acentúan cuando los gatos son viejos.

A partir de esta edad, se recomienda pienso blando para gatos mayores (ricos en hidratos de carbono y carentes de proteínas vegetales), proteínas animales, probióticos y complementos vitamínicos como el que desarrollamos en baluka, que además incluye extracto de cúrcuma, el antiinflamatorio natural más potente que le puedes dar a tu gato.

3. Cepillado diario

Como es fácil deducir, con la edad los gatos se vuelven más reacios a acicalarse: por lo tanto, tienden a acumular más pelo con el consiguiente riesgo de contraer enfermedades provocadas por parásitos.

Te recomendamos que cepilles todos los días a tu gato: al eliminar el pelaje muerto le estarás ayudando a prevenir estas posibles infecciones y, además, estarás reforzando el vínculo que os une.

4. Ejercicio físico moderado

La pérdida de vitalidad es un signo inequívoco del envejecimiento que se manifiesta en la renuncia progresiva de la actividad física. Esto puede ser un problema más grave en los gatos que padezcan sobrepeso.

Teniendo en cuenta los posibles dolores articulares de tu gato, no dejes de proponerle actividades de juego que le mantengan activo, sin que ello suponga un gran esfuerzo para él.

5. Control veterinario regular

En esta etapa de su vida, los gatos son más propensos a desarrollar dolencias que nunca habían sufrido antes. En consecuencia, tendrás que incrementar la vigilancia sobre su estado de salud, ya que podrá haber síntomas que puedas ver y otros que tu gato, por su propio instinto depredador, podría ocultarte.

La recomendación general es establecer una frecuencia de dos visitas anuales al veterinario , como mínimo, para realizar exploraciones generales a tu gato, facilitar la detección precoz de enfermedades y fijar un protocolo de seguimiento.

Como has podido comprobar a lo largo del texto, los gatos mayores necesitan de unos cuidados más exhaustivos. La alimentación, el ejercicio, el control veterinario, la higiene y el confort serán tus mejores recursos para dar la mejor calidad de vida a tu amigo felino en la etapa final de su vida.

Por supuesto, no podemos olvidarnos de que con nuestro colchón de viscoelástica para gatos balukaDREAM tu gato mayor tendrá el lugar de descanso ideal, con la presión justa sobre sus huesos y articulaciones, anti alergias y anti pelos.


Dejar un comentario

Ten en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados

Este sitio está protegido por reCAPTCHA y se aplican la Política de privacidad de Google y los Términos del servicio.