Las 5 mejores razas de perro para personas mayores

abuelo con perro

 

En España viven solos más de 2.300.000 personas mayores de 65 años. Muchos son los efectos de la soledad para ellos: mayor riesgo de depresión, mala alimentación, deterioro cognitivo, empeoramiento de enfermedades cardiovasculares y óseas…

Para ellos, tener una mascota en casa supone múltiples beneficios: combate la soledad y la depresión, les mantiene activos, favorece su autoestima y ejercita su memoria. 

Los perros adoran estar con sus dueños, y las personas mayores ya jubiladas les podrán proporcionar la compañía y los cuidados que necesitan de la forma más amorosa.

Pero es importante elegir la raza o tipo de perro adecuado (por tamaño o carácter) para convivir con una persona mayor, teniendo en cuenta su estado de salud o de movilidad y su estilo de vida.

 

ALGUNAS DE LAS RAZAS MÁS RECOMENDABLES PARA PERSONAS MAYORES

abuela con bulldog frances

Bulldog francés: este perro de raza pequeña, de buen carácter y cariñoso, tiende a sentir ansiedad por separación, así que una persona mayor que tenga tiempo para dedicarle es ideal para él. Al tener pelo corto no requiere grandes cuidados más que un cepillado semanal y baños ocasionales. Tampoco es un gran caminador ya que se cansa con facilidad, así que sus exigencias de ejercicios no son muy grandes. Raramente ladra, es paciente y calmado y le encanta estar en casa y recibir mimos, así que puede ser el perro adecuado para dueños senior.

 

abuela con perro raza pomerania

Pomerania: es un auténtico perro “toy”, que mide de 20 a 30 cm y no pasa de 3 kg, perfecto para adaptarse a pisos pequeños. Con su carita de zorro de orejas puntiagudas y su gustoso pelaje, enamora a todos por su carácter y su belleza. Es un animal muy idóneo para personas mayores por su carácter alegre y amistoso. Siempre está alerta, por lo cual es magnífico para personas con problemas de audición ya que les avisa siempre que hay ruidos extraños en casa.

 

bichón maltés corriendo en el campo

Bichón maltés/Bichón frisé: No hay muchas diferencias entre ellos, ya que provienen de la misma raza. Ambos son pequeños, cariñosos y tranquilos. La mayor diferencia radica en su pelaje, que en el caso del Frisé es de doble capa, más corto y rizado y en el Maltés más fino, lacio y largo. Se adapta perfectamente a espacios pequeños, pasa mucho tiempo descansando y le encanta estar con su dueño y recibir mimos y caricias.

 

chihuahua

Chihuahua: está considerado como el perro más pequeño del mundo. Mide entre 15 y 20 cm y pesa entre 2 y 3 kg. Alegrará la vida seguro a su dueño senior, pero tiene que estar bien socializado desde pequeño, porque si no puede ser autoritario, huraño, asustadizo y poco sociable. Al ser territorial ladra ante los ruidos extraños, lo cual puede resultar beneficioso para personas mayores que viven solas.

 

yorkshide

Yorkshire Terrier: una de las razas más populares del mundo, encaja perfectamente en la denominación de perro faldero. Cariñoso e incondicional de sus dueños, pero desconfiado con los extraños, a los que no duda en ladrar. Al ser pequeño no requiere de mucha actividad, pequeños y cortos paseos pueden ser suficientes para él, cosa que para algunos mayores que no pueden caminar mucho tiempo seguido agradecen.

 

 

Hay más razas muy idóneas para convivir con personas mayores. Entre los de pequeño tamaño encontramos el Caniche, el Schnauzer, Teckle... Pero también perros grandes como los conocidos Labrador o Golden Retriever, nobles y amigables, o el Galgo, silencioso, dócil y tranquilo (si, a pesar de ser uno de los animales más rápidos del mundo su principal pasatiempo es estar tumbado). Por supuesto también cualquier perro mestizo rescatado de alguna protectora ofrecerá todo su amor incondicional a su dueño o dueña de edad.

El caso es que siempre hay un perro adecuado para una persona mayor, teniendo en cuenta su estado de salud, modo de vida y preferencias.