Cómo saber si una perra está embarazada y cómo cuidarla

Cómo saber si una perra está embarazada y cómo cuidarla

La llegada de cachorritos a la familia es un momento emocionante, pero también lleno de incertidumbres. ¿Cómo saber si una perra está embarazada? Existen diversos cambios físicos y psicológicos que pueden darte pistas para prepararte y saber qué hacer cuando tu perra está embarazada.

El embarazo en perras

Las perras pueden quedarse embarazadas durante el periodo de celo. Dependiendo de las razas, el celo comienza a manifestarse a partir de los 6 meses de edad y hasta los 15. Cuando la perra alcanza la madurez sexual, el celo ocurre cada 7 u 8 meses. El periodo fértil se alarga entre tres y cuatro semanas. La gestación de los cachorritos dura unos dos meses, entre 58 y 65 días.

Cómo saber si una perra está embarazada

Al principio del embarazo no es tan fácil detectar los síntomas de una perra embarazada, sobre todo si eres novato en esto de tener mascotas.

En la cuarta semana de gestación ya se puede realizar una primera ecografía para ver cómo evoluciona el embarazo.

Debes prestar mucha atención si quieres detectar un embarazo, algunos cambios son sutiles o empiezan a manifestarse a partir de la mitad de la gestación.

Síntomas de una perra embarazada

Náuseas y vómitos

Uno de los síntomas más comunes de una perra embarazada son las náuseas. Hay que descartar otras patologías digestivas. También puede disminuir su apetito, por lo que si no come mucho, puedes incluir algún alimento que le resulte atractivo para animarla. A partir del segundo mes de embarazo, se produce el efecto contrario: la perra aumenta sus ganas de comer y también ganará peso.

Menos actividad física

El gasto extraordinario de energía que supone el embarazo hará que tu perra esté menos activa y juguetona de lo normal. Algunas hembras necesitan dormir más durante el embarazo.

Cambios en el comportamiento

La perra embarazada experimenta cambios psicológicos. Puede que rehúya el contacto humano y con otros perros. Al final del embarazo es normal que esté más huidiza e incluso nerviosa.

Antes del parto, la perra empezará a buscar un lugar seguro donde dar a luz. Rascará en la zona, llevará mantas y otros objetos y pasará más tiempo de lo habitual en ese lugar.

Cambios físicos

Los cambios en la barriga tardan en aparecer y se notan sobre todo a partir del día 40. A las perras embarazadas no les gusta que les toquen la barriga, pero si te lo permite, podrás notar el movimiento de los perritos en la última fase del embarazo.

Las mamas comienzan a hincharse cuando haya pasado un mes desde la fecundación. Empiezan a prepararse para producir leche. La zona tendrá más riego sanguíneo y esto hace que los pezones cambien de color y se vuelvan más rosas.

El aumento de peso comienza a mitad del embarazo y la perra puede engordar hasta el doble de su peso normal.

pastor alemán colchón de viscoelástica con su nombre

El colchón que tu perro se merece

cama-de-viscoelástica-para-perros-con-grandes-propiedades-destacadas
Lleva su nombre bordado
cama-de-viscoelástica-para-perros-con-grandes-propiedades-destacadas
Cuida de sus huesos
cama-de-viscoelástica-para-perros-con-grandes-propiedades-destacadas
Lo mejor para perros con displasia o artrosis
Ver Colchón

Cuidados de una perra embarazada

¿Qué hacer cuando tu perra está embarazada? Los cuidados de una perra embarazada se basan en proporcionarle un entorno cómodo y tranquilo, una buena alimentación y sus revisiones pertinentes por parte del veterinario.

Favorecer el descanso

Los cuidados de una perra embarazada comienzan por darle una cama mullida, amplia y confortable. Las camas de viscoelástica de Baluka son perfectas para el cuerpo cambiante de tu perra embarazada. Su espuma de alta densidad tiene “efecto memoria”, por lo que se adapta perfectamente a su cuerpo. Además, la viscoelástica favorece una postura adecuada y alivia los puntos de presión en las articulaciones, que se ven afectadas por la subida de peso.

Además de su cama Baluka, no olvides ofrecerle mantitas, peluches y otros elementos de confort a tu perra. ¡Piensa que está muy ocupada creando nuevas vidas!

Ejercicio

Hay que adaptar la intensidad del ejercicio. Dad paseos tranquilos y reconfortantes. Un masaje evitando la zona del vientre ayudará a tu perra a estar más relajada tras la actividad física.

Alimentación completa

Al principio de la gestación no se debe aumentar la ingesta calórica. Pero desde el primer día hay que ofrecer a la perra embarazada una alimentación saludable y con todos los nutrientes necesarios. A partir de la semana 7 de embarazo sí debemos aumentar la cantidad de comida entre un 20 y un 25 por ciento.

Los piensos específicos aportan el perfil nutricional adecuado para el embarazo. Pero si vas a combinar pienso y comida casera, no los mezcles para evitar digestiones difíciles.

Para estimular su apetito, ofrece comida a la perra más veces al día y en menor cantidad. También puedes aprovechar el momento después del paseo para que se alimente y convertir este gesto en rutina.

Mucho amor

Acompañar a tu perra embarazada en este proceso es muy importante. Presta atención a sus señales y dale muchos mimos.

Justo antes del parto, la perra buscará un lugar seguro para tener a los cachorros. Es importante que estés vigilando el proceso, pero no debes intervenir a no ser que haya un problema. Tu perra sabe lo que tiene que hacer.

Ya conoces la respuesta a la pregunta cómo saber si una perra está embarazada y qué cuidados necesita. Recuerda que, ante cualquier duda lo mejor es consultar a tu veterinario de confianza.


Dejar un comentario

Ten en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados

Este sitio está protegido por reCAPTCHA y se aplican la Política de privacidad de Google y los Términos del servicio.