Evita así los gases en perros

Evita así los gases en perros

Al igual que nos sucede a las personas, los perros también son susceptibles de sufrir flatulencias, y es algo mucho más común de lo que parece. Los gases en perros suelen tener origen alérgico, patológico o digestivo, como causas más frecuentes. Vamos a contarte por qué suelen tener gases nuestros mejores amigos y algunos trucos sobre cómo eliminar los gases en perros.

Razones por las que tu perro tiene gases

Malos hábitos al comer

Los gases son una consecuencia directa de comer compulsivamente. Cuando los perros comen con mucha ansiedad es muy fácil que traguen aire, y esta ingesta es la que causa los gases. Es una causa de flatulencias muy común entre cachorros y perros jóvenes , que tienden a abalanzarse sin control sobre la comida.

Comer demasiado es igual de perjudicial que comer rápido. Debes saber que los perros suelen tender a comerse todo lo que esté en el plato. No son como los gatos, mucho más propensos al autocontrol del alimento. Prueba a dejarle el plato lleno a tu perro: ¡lo más normal es que no se deje nada! Si tu perro come demasiado, estará exponiéndose a episodios de flatulencias.

También es muy factible que un perro trague aire si se ha pasado chupando o mordisqueando durante mucho tiempo algún objeto (sus propios juguetes, sin ir más lejos). Esta práctica también denota cierta ansiedad y, lógicamente, también desencadena los procesos flatulentos.

Una solución muy efectiva consiste en colocar la comida del perro en un comedero especial (de ingestión lenta), de modo que el alimento se dispense muy poco a poco evitando que el perro ingiera grandes cantidades de golpe y obligándole a masticar con cierta lentitud.

Digestiones pesadas

Existen ciertos alimentos que no están recomendados para los perros , ya que causan grandes dificultades en sus procesos digestivos. Más allá de la forma de comer (un perro glotón siempre será más propenso a sufrir de gases), convendrá evitar ciertos tipos de comida.

Si se ingieren en grandes cantidades, pueden causar dificultades digestivas que se traducen posteriormente en flatulencias. Hablamos de alimentos ricos en hidratos de carbono, pienso con mucha harina procedente de los cereales (soja, arroz, maíz) y, en general, pobres en proteína animal. Todos estos alimentos provocan una elevada fermentación en el estómago , lo que causa los gases.

Es muy importante prestar atención a la calidad de la alimentación del perro para evitar que sufra de gases. Además de suministrar pienso de la máxima calidad posible, es muy recomendable aportar algún complemento alimenticio que reduzca las flatulencias.

Es el caso del complejo vitamínico de Baluka , rico en cúrcuma, un potente antiinflamatorio que, además, tiene grandes propiedades digestivas. La cúrcuma contribuye a crear jugo gástrico y biliar, protege el hígado del perro y fomenta la producción de la flora intestinal.

Estas propiedades convierten a la cúrcuma en uno de los mejores remedios caseros para cólicos en perros, junto al suministro de probióticos (para mantener poblada la flora intestinal) y el evidente ayuno (para ayudar a que el sistema digestivo del perro se limpie).

Alergias

Adicionalmente, hay otros alimentos que no solo no son recomendables para los perros, sino que pueden desencadenar alergias, es decir, respuestas desproporcionadas del sistema inmunitario frente a un estímulo externo (en este caso, la comida). No estamos ya hablando de una digestión pesada, sino de una reacción anómala de sus organismos frente a la ingesta de según qué alimentos.

Las alergias alimentarias se suelen manifestar en inflamación abdominal y en enrojecimientos y sarpullidos en la piel. Algunos alimentos que causan estas reacciones tan características en la gran mayoría de las razas de perros son los huevos, el pollo, los cereales, el pescado y los productos lácteos.

Para averiguar qué alimentos producen alergias en los perros, será fundamental que consultes a tu veterinario , ya que no hay una norma generalizada. Aun así, los que hemos mencionado en el párrafo anterior son de los más conocidos. Lo más importante es que conozcas a qué alimentos tiene alergia concretamente tu perro para que siempre los evites en su dieta.

Sedentarismo

Si un perro no está acostumbrado a hacer ejercicio será más propenso a tener gases. Los perros que frecuenten la actividad física o la practiquen con cierta regularidad, en cambio, tenderán a sufrir este problema en menor medida.

Sin embargo, no es nada conveniente que tu perro haga ejercicio nada más comer . Casi con toda seguridad aparecerán las flatulencias, aunque la ración y la calidad de su alimento hayan sido adecuadas.

Patologías

Adicionalmente, existen algunas enfermedades que se manifiestan en la concentración de aire e hinchazón en la zona abdominal . Suelen deberse a infecciones por parásitos intestinales, los cuales acaban ocasionando que el perro genere gases y no sea capaz de expulsarlos por sí mismo.

Los gases en perros suelen ser consecuencia de malos hábitos alimenticios, como comer muy deprisa o en raciones demasiado grandes, o ingerir alimentos potencialmente alérgenos o que dificulten la digestión. Reordenar estos hábitos y acompañar la comida de algún complemento alimenticio que ayude a los procesos digestivos será de ayuda para evitar que tu perro sufra de gases.


Dejar un comentario

Ten en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados

Este sitio está protegido por reCAPTCHA y se aplican la Política de privacidad de Google y los Términos del servicio.